Programa homenaje a Leonard Cohen de Radio Red Galicia.

 

Especial Aniversario Leonard Cohen - Radio Red Galicia

 

Con motivo del primer aniversario de la muerte de Leonard Cohen, en Radio Red Galicia hemos hecho este pequeño homenaje en forma de podcast al abuelo,  a ese mal ejemplo a seguir mientras esperamos el milagro. Siempre se espera algún milagro.

En el programa hacemos un repaso a la vida del músico, desde sus inicios en Montreal, pasando por Hidra o Tel Aviv y hasta un monasterio en California. También echamos un vistazo rápido a su faceta de mujeriego, sus escarceos con la droga y cómo estos se reflejan en su fascinante obra; porque, la verdad, las vidas modélicas no dan un gran material literario.

Y si algo es Cohen, sin duda es literatura en estado puro, de la que surge de ese rincón oscuro del alma donde los secretos bailan pequeños valses vieneses, ataviados con famosas gabardinas azules compradas en un rastro de la calle Boogie, para resguardarse de las damas del invierno. Del humo que carga el ambiente de los clubes de jazz donde un chaval garabatea sus primeros poemas, entre la mesa del estraperlista y la del marido infiel que busca en el bourbon las preguntas a esas respuestas que todo el mundo sabe.

La música de Cohen es de esa que entra mejor con nicotina, luces bajas y una copa en la mano. También con desamor, de ese amargo de verdad, del que abre grietas en todo por las que ni siquiera llega a filtrase la luz y en el que nadie te lleva a mil besos de profundidad, porque el camarero está anunciando la última ronda y es hora de cerrar.

Así que te calas el sombrero, te arreglas el traje y pagas. Después, sales a la noche, que de pronto se ha hecho más fría, y huyes como un partisano cruzando la frontera. Y cuando llegas a casa y sigue vacía, te parece oír el viento soplando entre las tumbas y piensas que tal vez la libertad ya haya llegado y no es más que esto.

Pero el sonido de la aguja del tocadiscos saltando a la siguiente canción te devuelve a la realidad y te encuentras a tu gemelo del espejo mirándote fijamente desde el hielo en el fondo del vaso.

Entonces esa voz inconfundible vuelve a sonar y su disfraz de río te devuelve al mismo club donde el mismo niño sigue escribiendo un verso tras otro, sin saber el efecto que te está causando. Porque en realidad tú no estás allí; sigues sentado en la oscuridad, con el pitillo, el bourbon y la tristeza.

Esa es la magia de Cohen y, por ella, nuestro homenaje. Esperamos que lo disfrutéis.

Si os gusta, suscribíos al canal de ivoox o al blog, porque en el futuro (que es un crimen) tendremos nuevos programas dedicados a otros grandes artistas. Se admiten sugerencias. 😉

 

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s