Eso que llaman «posverdad».

De los periódicos locales que todavía sobreviven aquí en Vigo, quizá el más casposo es Atlántico Diario. La calidad de sus informaciones es discutible en el mejor de los casos y sus titulares políticos suelen presentar una tendenciosidad nada disimulada que encaja bien en eso que llaman «posverdad» (y que antes llamábamos, simplemente, «mentira»).

El periódico pertenece al grupo editorial La Región, que también edita la hoja parroquial más leída en la vecina provincia de Ourense. Este grupo, a su vez, es propiedad de dos sociedades mercantiles: Ouro S.A. y Outro S.L. La primera de ellas tiene como objeto social principal la «propiedad inmobiliaria, compraventa de finca, solares, locales, arrendamientos de las mismas pudiendo realizar cualquier otra operación de licito comercio mediante acuerdo expreso de la junta general de accionistas» y la segunda (la sociedad limitada), la venta de revistas, periódicos, papelería, regalos, etc.

Como diario del feudo de los Baltar, la familia de caciques que dirige el PP ourensano, La Región ha mostrado siempre una preocupante manga ancha a la hora de abordar las informaciones relativas al Partido Popular de Galicia, con el que siempre mantuvo una excelente relación, sobre todo en la época en que todavía vivía «Don Manuel (Dino)».

Esa relación se hace extensiva a su filial viguesa, Atlántico Diario, que nunca falla a la hora de presentar la información de la manera menos lesiva para el Partido Popular y lo más tóxica posible cuando el protagonista del hecho noticioso está vinculado a la izquierda o a sus partidos. Huelga decir que la cobertura del tema de Cataluña, en cualquiera de los dos rotativos, ha sido digna de estudio aparte.

Con estos antecedentes, cabe esperar que el tratamiento que dispensen estos diarios al tema de los incendios que han asolado Galicia sea el más cómodo posible para el gobierno de la Xunta de Galicia, al que le está cayendo un chorreo monumental por su inutilidad y desidia a la hora de abordar un problema enquistado en nuestra tierra desde hace muchoas décadas.

Sin embargo, a Núñez Feijóo no parecen importarle demasiado, más allá de colocar su versión: La Xunta no tiene responsabilidad en nada de esto (aunque suya es la competencia en política forestal) y el problema son las bandas organizadas que actúan en nuestra tierra (añado yo: desde hace generaciones, según parece…) y que, en estos días de miedo a los terroristas, han pasado a ser «terroristas incendiarios».

Tal vez Feijóo no confiaba en que muchos periodistas serios se fueran a comprar su mierda, así que la Xunta tuvo que optar por otro camino para colarnos el discurso del amigo del narco Marcial Dorado: pagar una página completa de publicidad y, aprovechando, seguir regalando dinero público a los medios más afines al partido que ocupa la Xunta y garantizándose así su lealtad.

Veamos un ejemplo:

Esto recoge la portada de Atlántico Diario de hoy jueves (por cortesía de kiosko.net):

atlantico_diario.750

Sin embargo, el diario Praza Pública llevaba la misma información a su web, aunque el sentido de la misma era «algo diferente», pues no solo es que la fiscalía no apunte a trama alguna, sino que más bien hace lo contrario:

Praza

Por si son ustedes como la candidata de Ciudadanos a la Xunta de Galicia y no hablan gallego, se lo traduzco: «La fiscalía investiga si los incendios fueron «coordinados», pero recuerda que hasta ahora nunca se ha probado» (noticia completa).

¿Manipulación? ¿Posverdad? ¿Delirios míos?

No tienen por qué creerme. Investiguen y saquen sus propias conclusiones. Yo tengo muy claras las mías.

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s