Un poco de poesía: Edgar Allan Poe

Dibujo_Poe_William_Medeiros

Como tantos otros españolitos nacidos en los 70 y 80, mi primer contacto con la poesía de Poe vino de la mano de Radio Futura y la versión de Annabel Lee que encontramos en su álbum “La Canción de Juan Perro”. Fue, al menos, el primer contacto CONSCIENTE con su poesía, pues ya había leído “The Raven”, pero desconocía que esta obra fuera un poema, porque la edición que había en mi casa ─publicada por ese nido de rojos que era Editorial Bruguera─ no respetaba el formato poético, ni mucho menos la rima o la métrica.

Así que el poeta de hoy no es otro que Edgar Allan Poe y su preciosísimo “Annabel Lee”. La traducción es mía, así que disculpas de antemano a los puristas.

ANNABEL LEE – Edgar Allan Poe

It was many and many a year ago,

In a kingdom by the sea,

That a maiden there lived whom you may know

By the name of Annabel Lee;

And this maiden she lived with no other thought

Than to love and be loved by me.

I was a child and she was a child,

In this kingdom by the sea,

But we loved with a love that was more than love—

I and my Annabel Lee—

With a love that the wingèd seraphs of Heaven

Coveted her and me.

And this was the reason that, long ago,

In this kingdom by the sea,

A wind blew out of a cloud, chilling

My beautiful Annabel Lee;

So that her highborn kinsmen came

And bore her away from me,

To shut her up in a sepulchre

In this kingdom by the sea.

The angels, not half so happy in Heaven,

Went envying her and me—

Yes!—that was the reason (as all men know,

In this kingdom by the sea)

That the wind came out of the cloud by night,

Chilling and killing my Annabel Lee.

But our love it was stronger by far than the love

Of those who were older than we—

Of many far wiser than we—

And neither the angels in Heaven above

Nor the demons down under the sea

Can ever dissever my soul from the soul

Of the beautiful Annabel Lee;

For the moon never beams, without bringing me dreams

Of the beautiful Annabel Lee;

And the stars never rise, but I feel the bright eyes

Of the beautiful Annabel Lee;

And so, all the night-tide, I lie down by the side

Of my darling—my darling—my life and my bride,

In her sepulchre there by the sea—

In her tomb by the sounding sea.

Fue hace muchos, muchos años,

En un reino junto al mar,

Que vivió una doncella a la que tal vez conozcáis

Por el nombre de Annabel Lee;

Y esta joven vivía sin más pensamiento

Que amarme y ser amada por mí.

Yo era niño, niña ella,

En este reino junto al mar,

Pero amábamos con un amor que era más que amor

─Yo y mi Annabel Lee─

Un amor que los alados serafines del cielo

Codiciaban de ella y de mí.

Y ese fue el motivo porque, hace mucho,

En este reino junto al mar,

Un viento surgió de una nube, helando

A mi hermosa Annabel Lee;

De modo que sus nobles familiares vinieron

Y la llevaron lejos de mí,

Para encerrarla en un sepulcro

En este reino junto al mar.

Los ángeles, ni la mitad de felices en el cielo,

Empezaron a envidiarnos

─¡Sí!─ esa fue la razón (como todo el mundo sabe en este reino junto al mar)

De que el viento saliera de la nube aquella noche,

Helando y matando a mi Annabel Lee.

Pero nuestro amor era mucho más fuerte que el de los mayores

─más sabios que nosotros─

Y ni los ángeles arriba en el cielo

Ni los demonios abajo, bajo el mar

Podrán separar mi alma del alma

De la hermosa Annabel Lee;

Porque la luna no brilla sin traerme sueños

De la hermosa Annabel Lee;

Y las estrellas no salen, pero siento el brillo de los ojos

De la hermosa Annabel Lee;

Y así, toda la noche, reposo al lado

De mi querida ─Mi Querida─ mi vida, mi prometida,

En su sepulcro, allí junto al mar

En su tumba donde el mar resuena.

Como veis, la versión de Radio Futura es una traducción muy digna y fiel al texto original.

Anuncios