Morgan´s

Sexting

In Entretenimiento, Uncategorized on 15 agosto, 2014 at 18:14

8730Funny-Sexting-Fail-27-500x316Desde que tengo un teléfono móvil en el bolsillo y soy un adulto consciente -iba a decir “responsable”, pero es que eso no me lo creo ni yo-  me practican sexting con demasiada frecuencia. Por si alguien lo desconoce, se denomina sexting al intercambio de SMS, whatsapps, mensajes de Facebook, etc, de contenido erótico o sexualmente explícito. Algunos, dicen, llegan incluso a intercambiar fotos de esas que no le enseñarías a tus padres, pero con la precaución de que no se les vea la cara. Otros, los más osados, lucen sus cuerpos, sus caras, sus partes y hasta me han contado el caso de uno que llegó a mostrar la Declaración de la Renta, aunque no tenemos claro si eso era sexting o simplemente alardear. Lo que sí sabemos es que no era miembro del PP, que a esos lo de enseñar el IRPF no les va nadita.

Esto del sexting no es nada nuevo, aunque la mayoría de la población parece haberlo descubierto antes de ayer. Quizá la principal diferencia es que antes no había un nombre concreto para eso y ahora sí, pero sea como sea, tiene ya bastantes años. Se comenta que el mismísimo James Joyce, autor de uno de los libros más alucinantes y más densos que haya leído en mi vida -Ulysses- y su señora, Nora Barnacle, eran muy aficionados a intercambiarse misivas contándose las cositas que se querían hacer el uno al otro. Y seguro que hubo otros antes, que el ser humano siempre ha sido muy de hacer cochinadas.

Creo que la revolución -si se le puede llamar así-, vino de la mano de internet. Con los primeros chats, a alguien se le ocurrió que aquello de poder decirse frases subidas de tono con una persona anónima delante de una pantalla de ordenador  era la leche de excitante. También hay gente a la que le pone que la forren a palos o le pisen las pelotas, gustos los hay de todo tipo. ¿El inconveniente? Que tenías que usar la imaginación. Y ahí, en el campo de la mente, aunque la estadística sugiera que “Conejita_18” es probable que se llame Manolo y tenga barba de tres días, tú te imaginas un monumento de mujer sin nada mejor que hacer que ponerte a ti tontorrón a través “del interné”. Eso debía ser lo bonito…

Luego, llegaron las cámaras digitales, que eliminaron el mal trago de irse a una tienda de fotografía del barrio y pedirle al tendero, que te conoce desde los 5 años, que te revelase el carrete en el que te habías sacado unas cuantas fotos luciendo tus vergüenzas. De paso, a mucha gente le eliminó también el sentido común, e internet se llenó de fotografías eróticas amateur “robadas”. Luego vinieron los móviles con cámara, luego vino el móvil con internet… y aquí estamos. Con la coña de que algun@s se matasen a pajas, se habrá forrado mucha gente a lo largo y ancho del mundo.

El caso es que, como decía, desde que soy un adulto tan normal y mediocre como cualquier otro, me practican sexting casi a diario. Hoy por ejemplo, sin ir más lejos, lo primero que he visto en el móvil al levantarme de la cama ha sido que tenía un nuevo SMS. Lo he abierto con avidez y he descubierto que era de la empresa de telefonía con la que tengo contratada mi línea. En él me decía que me la suspendían por falta de pago. Me dio bastante por el culo, aunque no llegué a excitarme (no siempre que a uno le practican sexting se tiene que poner cachondo necesariamente). Con la factura abonada en la mano, llamé a la compañía y, tras un ejercicio de contención para no llamarles de todo, conseguí que me reactivasen la línea. Me duché, me vestí, y salí a la calle. Antes de salir besé un logotipo de mi empresa de telefonía: la ternura es importante en estos temas. Nada mejor que empezar el día con alegría.

Tras acudir al Concello por unos temas sociales, me fui a la oficina y, antes de llegar, recibí un email en mi móvil. Cuando lo abrí, pude ver que era el director de mi banco, que también me practicaba sexting. En su caso, me recordaba que no había ingresado la totalidad de la hipoteca este mes. Me jodió su llamada, pero tampoco me excité. Le comenté que lo solucionaría lo antes posible y seguí a lo mío. Me dio la sensación que esperaba que me arrodillase y le practicase una felación, pero como estamos en ciudades diferentes, pues tendría que hacerlo vía fotos y móvil… así que más sexting. Las 14.00 y ya llevaba dos sesiones de sexting y una invitación -no explícita- del director de mi banco a chuparle la herramienta. Siempre he tenido a los banqueros por degenerados, así que tampoco me sorprendió, la verdad.

Total, para ir acabando, que le escribí un mensaje de Whatsapp a un amigo, pidiéndole 300 € para dejar la cuenta del banco al día. Vi que llevaba varias horas sin conectarse, así que guardé el teléfono y me puse a trabajar, como si fuera un día cualquiera. A las pocas horas recibí una contestación, breve pero intensa, que rezaba: ¡Cómeme los huevos! Y, por cuarta vez en el día, me practicaban sexting. Por si alguien se lo pregunta, dije que no. Después, salí disparado hacia el ordenador y escribí esta entrada, únicamente para intentar poner un poco de humor en un día algo raro.

¿La moraleja de la historia? Que la tecnología nos ha permitido que las malas noticias, las situaciones incómodas y demás nos resulten mucho más instantáneas y cotidianas, que podamos estar informados al momento de si nuestro perro estornuda, si nuestra madre se ha caído por la ventana o si nuestr@ novi@ ha decidido soltar lastre y deshacerse de nosotr@s. ¿Puede realmente sorprender a alguien que hayamos acabado dando un uso sexual a la tecnología de bolsillo -no pretendo dobles sentidos-?

Nunca he probado esto del sexting, así que no sé si mola o no, aunque lo dudo: desde esta mañana vivo con el miedo de que el director de mi banco me mande una foto desnudo, quizá acompañada de algún mensaje tipo: “ingrésamela, ladrón”.

Eeeek…

 

Nota: Esto es un texto de humor. Que nadie se me ofenda (especialmente el director del banco, que es uno de mis mejores amigos).😉

 

La imagen que acompaña a la entrada la he sacado de aquí. Os recomiendo echarle un ojo. Tiene otras 37 capturas igual de divertidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: