Morgan´s

Un poco de poesía: Sharon Olds

In Literatura on 19 octubre, 2013 at 13:54

sharon460Supongo que a todos los que nos gusta leer nos ha pasado en alguna ocasión: estás leyendo un ensayo, un manual o una novela de esas en las que existe “metalenguaje” y descubres un párrafo o unos versos de un autor que hasta ese momento desconocías. A veces son buenos; otras veces, sobre todo si se tiene un ego como el mío, piensas “esta mierda la podría haber escrito yo, y en cambio no soy famoso”. Otras, y estas son las buenas, te quedas sin palabras: lo que acabas de leer te toca, te resuena dentro, se comunica directamente con tu forma de ver el mundo y te hace pensar “joder, ojalá esto lo hubiera escrito yo”.

A mí me ha pasado esta mañana. Me he despertado a las 10, pensando que sería muchísimo más tarde. He subido la persiana del balcón y he visto que el cielo estaba gris y amenazaba lluvia. La calle estaba mojada, y también mucha de la gente que caminaba por ella. He preparado café, he dejado entrar a las gatas en mi habitación y luego me he vuelto a la cama con un libro, un manual para escritores (o “aspirantes a”) de Anne Lamott titulado “Bird by Bird”, del que me faltaban apenas 50 páginas. Y allí estaba, en las últimas páginas, a modo de cierre para la obra, “I go back to May 1937”, de Sharon Olds. Lo he leído y, por un momento, se me ha nublado la vista, como si se me hubiera metido algo en los ojos, ya me entendéis. He acabado el libro de Lamott y me he puesto a buscar otros poemas de Sharon Olds. Y he descubierto a una gran poetisa.

Por si fuera poco mérito ser una grandísima acunadora de versos, resulta que Sharon Olds, tras ganar varios premios literarios importantes, fue invitada en el año 2005 a visitar la Casa Blanca por la mujer de George W. Bush. Olds rechazó la invitación con la siguiente respuesta:

Muchísimos Norteamericanos que sintieron orgullo por nuestro país, ahora sienten angustia y vergüenza, por este régimen vigente de sangre, heridas y fuego. Pienso en el lino limpio de tu mesa, los cuchillos brillantes y las llamas de las velas, y no podría digerirlo.”

Y con esto, me ha conquistado para siempre. Su primer poemario, “Satan dice”, se acaba de incorporar a la biblioteca de mi ebook.

Y aquí, os dejo el poema que provocó la catársis: “Vuelvo a 1937”, de Sharon Olds. Espero que os guste tanto como a mí.

I GO BACK TO 1937 – Sharon Olds –

I see them standing at the formal gates of their colleges,
I see my father strolling out
under the ochre sandstone arch, the   
red tiles glinting like bent
plates of blood behind his head, I
see my mother with a few light books at her hip
standing at the pillar made of tiny bricks,
the wrought-iron gate still open behind her, its
sword-tips aglow in the May air,
they are about to graduate, they are about to get married,   
they are kids, they are dumb, all they know is they are   
innocent, they would never hurt anybody.   
I want to go up to them and say Stop,   
don’t do it—she’s the wrong woman,   
he’s the wrong man, you are going to do things
you cannot imagine you would ever do,   
you are going to do bad things to children,
you are going to suffer in ways you have not heard of,
you are going to want to die. I want to go
up to them there in the late May sunlight and say it,
her hungry pretty face turning to me,   
her pitiful beautiful untouched body,
his arrogant handsome face turning to me,   
his pitiful beautiful untouched body,   
but I don’t do it. I want to live. I   
take them up like the male and female   
paper dolls and bang them together   
at the hips, like chips of flint, as if to   
strike sparks from them, I say
Do what you are going to do, and I will tell about it.
———-     xxx     ———-
VUELVO A 1937 – Sharon Olds –
Los veo de pie ante los portones de sus universidades.
Veo a mi padre saliendo bajo el arco de arena ocre,
las tejas rojas brillando como platos
doblados de sangre tras su cabeza.
Veo a mi madre con libros ligeros en su cadera,
de pie ante la columna de pequeños ladrillos
con los portones de hierro forjado, aún abiertos tras ella,
sus puntas de espada un brillo en un día de Mayo. 
Están a punto de graduarse. Están a punto de casarse.
Son niños. Son tontos. Sólo saben que son
inocentes y que jamás lastimarían a nadie.
Quiero ir y decirles que ¡quietos!, que no lo hagan.
Que ella es la mujer equivocada,
que él es el hombre equivocado. Que van a hacer cosas
que nunca se imaginarían haciendo.
Que le harán daño a los niños.
Que sufrirán de forma inimaginable.
Que desearán morirse. Quiero ir
y decírselo a la luz de Mayo.
Ella, su cara, hermosa y hambrienta se giraría hacia mi,
su cuerpo, hermoso y patético, intocado.
Él, su rostro, atractivo y arrogante se giraría hacia mi,
su cuerpo, hermoso y patético, intocado.
Pero no lo hago. Quiero vivir.
Los tomo como muñecos de papel,
y los froto uno contra el otro por las caderas como pedernal,
como si quisiera sacarles chispas. Y digo:
Haced lo que vayáis a hacer, que yo lo contaré.
(La imagen la he cogido prestada de la web del diario “THE GUARDIAN”, de una entrevista con Sharon Olds que podéis ver aquí)
  1. Crudo, impresionante…Conocía a Shaton Olds, pero no había leído este poema…

    • Hola Aurora, gracias por pasarte por aquí.😉

      Yo la descubrí el mismo día que escribí la entrada y me encantó su poesía, especialmente este poema tan melancólico. Y la contestación a Bush, me convirtió en fan para siempre.🙂

      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: