Morgan´s

40 años de “El Padrino”

In Actualidad, Críticas, Entretenimiento on 16 marzo, 2012 at 1:57

Ayer los hizo.  Y siendo mi película favorita, no podía pasar sin hacerle un pequeño homenaje. Me ha salido improvisado, tratando de explicarle a una amiga en facebook lo que esta joya significa para mí… espero que para muchos de vosotros también.

 

“El Padrino es todo aquello que debería ser el cine: por encima de todo, una gran historia llena de personajes memorables, contada con una maestría envidiable. No hay un solo momento que sobre en las más de diez horas que duran las tres películas. Todo en ella es brillante: los diálogos, la composición de las escenas, los diálogos, el papel fundamental que juega la luz en todo el metraje… Es la película que me hizo enamorarme del cine como arte. Desde el minuto 1 es ya enorme, con ese hombre nervioso diciendo “creo en América”, mientras un extraño personaje acaricia un gato. ¿Qué decir de la composición de Brando para Vito Corleone? Sencillamente genial, tanto en los gestos como en la caracterización (obra del propio Brando, que se metió kleenex en los mofletes para tener ese aspecto). Memorable y entrañable, frío y sobrecogedor. Lo mismo ordena un asesinato que compra fruta para su familia, con la que siempre se muestra cálido. ¿Y esa “Mamma Corleone”? Nunca un secundario tan secundario llenó tanto una pantalla. ¿Y sus hijos? Fredo, tan débil como bonachón, prácticamente bobo de lo bueno que es… Santino -el mejor papel de James Caan en toda su carrera- brutal e irreflexivo, el Don que la familia nunca debió tener… Connie, la hermana díscola a la que maltrata el chulo de su marido… y Michael… enorme Al Pacino en un papel irrepetible… tan frío, tan despiadado… tan alejado de lo que Vito quiso que fuera. ¿Y qué decir de Robert Duvall? El personaje que demuestra la catadura moral de Vito… ese huérfano que juega con Sonny cuando son niños y El Padrino acaba adoptando y haciendo su propio hijo, tan inteligente que lo nombra “consigliere” de la familia? Por Tom Hagen quise estudiar derecho, así, sin más.

El Padrino significa una época en la que el cine era, de verdad, un arte. Contar una historia como esta, con toda su crudeza y su violencia y conseguir dotarla, a su vez, de tantísima ternura, tantísimo tacto, tanta maestría para conseguir que comprendamos a todos y cada uno de los personajes… eso ya no se hace en el cine… esas magníficas omisiones, como el final de la primera peli con esa puerta que se cierra dejando a Kay fuera mientras Clemenza besa la mano del nuevo Don… eso ya no ocurre en el cine, ahora todo tiene que ser específico y quedar muy clarito, no sea que el espectador sea imbécil y no lo entienda…

El montaje del final de la primera película, cuando se hace la limpieza entre los traidores y se alterna con las imágenes del bautizo… eso es cine, eso es narrativa… eso es El Padrino.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: