Morgan´s

Entendiendo a Bertrand Russell

In Actualidad on 12 enero, 2012 at 22:28

Allá por los años en que iba al instituto y me apasionaban el nihilismo, existencialismo y otras corrientes filosóficas de esas que gustan mucho cuando uno está en la edad del pavo -aunque no se entiendan del todo-,  cayó en mis manos un interesantísimo ensayo de Bertrand Russell titulado “Por qué no soy cristiano”. En él, el matemático inglés discutía, usando principalmente la lógica, los argumentos fundamentales que la religión cristiana esgrime para respaldar la idea de Dios para concluir que la Iglesia es la principal enemiga del progreso moral.

Hoy, más de 80 años después, sus argumentos siguen estando totalmente vigentes y aquel adolescente que memorizaba fragmentos para cabrear a su abuela -hiper devota-, ahora que ha crecido, sigue encontrando la obra de Russell exactamente igual de inspiradora que entonces.

Y, por si acaso se me olvida en algún momento que la Iglesia es la principal enemiga del progreso moral -o del progreso, sencillamente- a veces aparecen trogloditas con sotanas y alzacuellos para recordarme lo que dice la obra de Russell: Por qué no soy cristiano.

Hoy he leído en el periódico una declaraciones del obispo de Córdoba en las que, sin sonrojo alguno, afirmaba: “La UNESCO tiene un plan para hacer que en los próximos 20 años la mitad del mundo sea homosexual”. (Si alguien no se cree que este señor haya dicho esta gilipollez, que busque en google las palabras “Obispo Córdoba UNESCO”.)

Y se ha quedado tan ancho…

¿Qué le ha hecho la UNESCO a la Iglesia? ¿A qué viene esta estupidez?

Muy simple: La carta fundacional de la UNESCO, del 16 de Noviembre de 1945, afirma que este organismo nace en el seno de Naciones Unidas “con la finalidad de contribuir a la paz y la seguridad en el mundo por medio de la cultura, la educación, la ciencia y las comunicaciones”.

Y ninguna de esas cosas gusta a los analfabetos como Demetrio Fernández, porque si la cultura y la educación se imponen, la Iglesia dejará de tener sentido. Porque si la UNESCO consigue acercar la ciencia a las naciones y promover su estudio y cultivo, no quedarán campos en los que sembrar la ignorancia. Y se les habrá acabado la bicoca porque, en resumen, donde hay ciencia no hay religión.

Es curioso… en la Edad Media, la cultura sobrevivió porque los monjes la preservaron… hoy los curas, obispos y demás indeseables despotrican contra ella.

Hoy, al igual que hace 17 años, entiendo perfectamente a Bertrand Russell.

 

(La imagen la he cogido de “Expresionarte”, un interesante blog que podéis encontrar aquí)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: