Fragmentos de antiguos textos…

Rebuscando en los cajones, he encontrado algunos relatos de los primeros que escribí.

Releídos, me han parecido una soberana mierda y he pensado mandarlos a Hollywood porque están haciendo películas con truños más grandes que esos primeros textos míos…

Pero algunos trozos me han parecido salvables, así que como ahora mismo no tengo nada mejor sobre lo que escribir, os dejo un fragmento de un relato que escribí cuando tenía 17 añitos.

“Mientras seguía al tren con la vista, me vi reflejado en un cristal; allí, en medio del apeadero, solo y con aire triste, aunque en pose de tipo duro, como siempre. Ya no se veía el tren cuando me di la vuelta y abandoné el andén. Al salir a la calle miré al cielo. Estaba nublado y hacía fresco, aunque se prometía un día caluroso. Me abroché la cazadora y, cabizbajo, tomé el camino  de vuelta a mi casa.

Nunca volvimos a vernos.”

Anuncios