Morgan´s

La Constitución: La más señora de todas las putas… la más puta de todas las señoras…

In Actualidad, Política on 12 octubre, 2011 at 22:46

Llevo dos días analizando un caso que me han pasado respecto a una posible indefensión de un ciudadano ante una demanda, lo que me ha llevado a indagar en conceptos que tenía tan olvidados como la Tutela Judicial Efectiva.

Este “derecho fundamental” (que son esos que, teóricamente, no pueden ser violados bajo ninguna circunstancia), aparece recogido en el artículo 24 de la Constitución. En España, no funciona.

La lentitud de la justicia, lo farragoso del proceso judicial, el exceso de rigidez del mismo y su excesivo tecnicismo conllevan en muchos casos una violación flagrante de ese  artículo 24 CE.

Y en el caso que me ocupa, un hombre está obligado a ir a un juicio provisto de abogado… pero no  puede pagarlo. Con su salario mileurista, mantiene una familia de cuatro miembros, por lo que no puede pagarse un abogado… pero gana demasiado para tener acceso a un letrado de oficio.  ¿Qué hace? Piensa en autodefenderse… ¡pero tampoco puede!

Y examinando el caso, descubro el milagro de la Comunicación Edictal, y mientras reviso los requisitos, me doy cuenta que es una forma bastante poco garantista de comunicar las aperturas de procedimientos o las decisiones de los mismos…

Y claro… me lleva a pensar que Tutela Judicial, sí… ¿pero… EFECTIVA?

Y tirando del hilo, pienso en otros artículos de la Carta Magna… el derecho a la vivienda digna, la igualdad ante el derecho, la aconfesionalidad del Estado… y recuerdo a esos casi 5 millones de parados del país, a Francisco Camps y todos los políticos implicados en delitos y también que en mi país aconfesional, los obispos pueden inscribir propiedades, como si fueran Registradores de la Propiedad…

Y recuerdo también mis clases de Derecho Constitucional en las que se nos hablaba de la Constitución y cómo era la Ley de Leyes, La Inviolable, La Única que nos Mantenía a Salvo de la Anarquía y la guerra civil…

Y me doy cuenta que quizá alguna vez, fue inviolable, sí y quizá también fue una verdadera señora…

Hoy no es más que una puta que languidece con los recuerdos de cuando era una señora, que sigue sacando pecho y dignidad de la de antaño… aunque ya nadie la toma en serio.

Da hasta pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: